Altavoz Bolivia
Coberturas

Karloz de la Torre; etéreo, volátil e inmerso en el arte.

“De cualquier lado, siempre. De las cosas que vives, de las cosas que te inventas, de los libros que lees o las canciones que escuchas o de la cantidad de cosas que no deberían estar en tu organismo que están en tu organismo en ese momento, por ejemplo”, ésa fue la respuesta de Karloz De la Torre ante la pregunta “¿de dónde sacas la inspiración para componer tus canciones?”; y probablemente sea una de las mejores formas de definir su trabajo: un abanico de diversas emociones y experiencias con las que todos pueden identificarse diluidas en canciones que, indudablemente cautivan y que ya se encuentran entre las más icónicas de la historia del rock boliviano. 

Comenzó su carrera musical en septiembre del año 2012 e, influenciado por leyendas musicales como The Beatles, Charly García, Luis Alberto Spinetta, Fito Páez, Joaquín Sabina, Caetano Veloso y Chico Buarque, dio sus primeros pasos dentro de la escena con su primer disco “Volver a Casa” bajo el brazo. Desde entonces transitó varios de los principales pubs y teatros de Bolivia acompañado por La Banda del Fin del Mundo, actualmente conformada por Tony López en la batería, Hugo Delafuente en el bajo, Pablo Andrade en el teclado y Ramón Rocha en la guitarra.

A lo largo de su carrera también participó en algunos de los más reconocidos festivales del país entre los que destacan: “Llajta Rock”, “Mega Festival Urbano” de La Paz, “Fiesta de la Música” de la Alianza Francesa y el “Valle del Rock” en Cochabamba. Además tuvo la oportunidad de compartir escenario junto a grandes exponentes del rock nacional como Llegas, Octavia, Atajo, Mammut, Oil, Animal de ciudad, Electroshock y Efecto Mandarina, entre otros. En el año 2019 tuvo la oportunidad de abrir el concierto de Andrés Calamaro realizado en Cochabamba. Actualmente cuenta con dos álbumes de estudio y un EP.

“Volver a Casa” (2012). Karloz de la Torre comenzó su carrera musical como pocos dentro de nuestra escena. A pocos meses de dar sus primeros recitales lanzó su primer álbum “Volver a Casa”, una colección de catorce canciones arregladas y producidas por Juan Ernesto Saavedra, cuyo principal hilo conector es el amor y otros demonios cotidianos. Este es el trabajo que establece el particular estilo del autor, no solo en cuanto a su manera de componer e interpretar estas piezas, sino también en su lírica, y su poética manera de desarrollar cada uno de los temas, como historias que mantienen al oyente enganchado hasta el final.

“La Vida Insospechada” (2015). Tres años después de su primer trabajo discográfico presentó “La Vida Insospechada”, con un mayor nivel de producción y arreglos musicales, nuevamente a cargo de Juan Ernesto Saavedra; además dotado de guitarras distorsionadas, duros golpes de batería y en general un sonido mucho más apegado al rock en comparación al primer disco, pero sin perder la sensibilidad y esencia de sus primeras canciones. Karloz de la Torre evoluciona y gracias a este disco se posiciona cada vez más en el gusto del público local. Resalta también la participación de reconocidos cantantes invitados como: Diego Boulocq de Mammut, Chelo Navia de Oil, Vero Pérez de Efecto Mandarina y Santiago Laserna.

“Spaghettis, Cafés y Abismos” (2018). Finalmente en 2018 llega su trabajo más reciente: un EP con tres piezas inéditas y que mantienen la línea musical más pegada al rock clásico presentado en “La Vida Insospechada”. No cabe duda que Karloz de La Torre ha demostrado ser un artista con todas las letras y con toda la actitud, caracterizado por una increíble humildad y unas letras cautivadoras. Ha logrado consangrarse como uno de los artistas mas reconocidos en el medio, del cual esperamos seguir consumiendo sus canciones, todavía.

Fuente: La Rockolita

TE RECOMENDAMOS SEGUIR LEYENDO

Quédate en Casa 3: Contra Viento y Marea

Ronaldo Vaca Pereira Rocha

Quédate en Casa 5: Velocidad Crucero

Marcelo Navia

El regreso del Llajta Rock

Miguel Cárdenas